UN CONCIERTO A LA HORA DEL CAFE

Hoy 12 de marzo de 2015, los alumnos de primero, segundo y cuarto de primaria nos hemos ido de concierto al Conservatorio Profesional de Música José Perís Lacasa.
Hemos descubierto que José Perís Lacasa, es un músico aragonés, ya muy mayor, autor del himno de Aragón. Por eso, el conservatorio tiene su nombre. Se lo han puesto en su honor.

Al llegar, nos han enseñado un piano de cola por dentro. Todo lleno de cuerdas y martillitos. Es un instrumento de cuerda percutida, que significa que cuando los pianistas presionan una tecla del piano, por dentro, un martillo pequeñito, golpea una cuerda y así sale es sonido.
Los alumnos de primero David Aguiló, Javier y David Plou, han comenzado el concierto tocando en el piano de cola las canciones que han aprendido en la escuela de música.
Han tocado muy bien, al terminar han hecho el saludo y les hemos aplaudido mucho.
A continuación ha tocado con el violín Mai, alumna de segundo.
Hemos visto cómo afinan el violín antes de empezar a tocar, y cómo se debe poner resina en el arco. Ahora sabemos que el arco con el que se frotan las cuerdas del violín está hecho con pelos de la cola de caballo y que para que no resbale, es necesario untar de resina las crines.
 Su papá, que es pianista y profesor de piano, le ha acompañado con el piano.
¡Ha tocado de memoria! ¡Sin partituras!¡Qué bien se lo sabía! También se ha llevado un gran aplauso del público que éramos nosotros.
Hana ha tocado el primer movimiento de una Sonata con su violonchelo, también…¡todo de memoria y acompañada por Takahiro, su papá. !Qué bien lo ha hecho! ¡Qué difícil aprenderse toda la sonata de memoria!
El violín y el violonchelo son instrumentos de cuerda frotada. Con el arco se frotan las cuerdas.
El violonchelo se debe tocar sentado con el instrumento, apoyado en el suelo.
foto conservato
Unas alumnas que llevan muchos años estudiando en el conservatorio, han tocado música de cámara formando un trío: flauta travesera, fagot y piano.¡Han tocado como verdaderas profesionales!
El papá de Hana y Mai, ha tocado ¡supre rápido! una pieza de Chopin. Nos ha explicado que es una canción en la que se tocan más teclas negras que blancas.
A continuación nos hemos marchado por las aulas del conservatorio hasta el aula de percusión. Allí estaban dos alumnos estudiando. Uno con la caja ( que es un tambor con patas) y el otro ha tocado con una marimba y cuatro baquetas. ¡Chulísimo!
Allí había de  todo, baterías, cortinas, gong, panderos, metalófonos gigantes, timbales, claves, triángulos…
El profesor, nos ha explicado que hay montones de instrumentos de percusión, unos pueden tocar notas como los timbales o los xilófonos y otros solamente para tocar ritmos. ¡Los fabricados por nosotros también valen!
Hoy nos lo hemos pasado muy bien y hemos aprendido mucho.
Muchas gracias a los profesores que nos han acompañado. Giselle, la Hermana Isabel, Álvaro y Marta ( alumnos de prácticas).
Muchísimas gracias a los papás de Misaki, Hana, Mai y Juan. ( Elena y Takahiro)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.