TODOS SOMOS LEONARDO

Este curso hemos decidido dedicar la Jornada Cultural de nuestro Centro a Leonardo Da Vinci. De todos es sabido su faceta como pintor pero también destacó como inventor, escultor, apasionado por la música, botánico y un largo etcétera. Hoy lo conocemos como un genio, y desde luego que lo fue, pero no hay que olvidar que para ser el Hombre del Renacimiento también fracasó. Tardaba años en terminar sus obras porque era muy perfeccionista y siempre estaba corrigiendo cosas; era disléxico, bipolar, con déficit de atención e hiperactivo. A pesar de estar dificultades él insistió e insistió, aun sabiendo que muchos de sus inventos y creaciones nunca se pusieron en funcionamiento. Pero eso no le importó.


A través de diferentes talleres y actividades hemos querido que nuestro alumnado se pusiesen en la piel de Leonardo y comprobar que todos podemos ser genios a nuestra manera y que por muchas dificultades que tengamos en la vida, si nos lo proponemos podremos conseguir todas las metas que nos fijemos.

La jornada a comenzado con un acto inaugural en el salón de actos, donde la famosa Gioconda nos ha explicado la gran vida del genio que la creó, además de acercarnos a él a través de una llamada telefónica.

El alumnado de 3º de Secundaria, ha mostrado una danza en el patio que han aprendido en música en los días previos a esta actividad.

Después de la exhibición de baile renacentista, las actividades se han desarrollado por epatas.

Los más pequeños se han acercado a la figura del genio desarrollando actividades plásticas, elaborando diferentes producciones artísticas como La Mona Lisa, La dama del Armiño, La Última cena,….

Además de practicar la danza pavana, una danza cortesana de moda en toda Europa en el Renacimiento, particularmente en Italia.

Aunque no se sabe en concreto cuál es el origen del término pavana, parece ser que proviene de la palabra «pavo» en alusión a los movimientos elegantes de esta ave y que rememora el estilo de la danza.

El alumnado de Secundaria ha compartido sus habilidades, plasmándolos en su propio Hombre de Vitrubio, en los talleres han creado inventos y jugado al pasapalabra de Leonardo, para conocer más a fondo la figura del Renacimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.